Adáptate a tu empleo nuevo

Futuro profesional

Por: Empleo Nuevo

Portada de la publicación

1. Cuida la imagen que proyectas

Como dicen “A dónde fueres, haz lo que vieres”, no te decimos que dejes de ser tú mismo, pero ve con cautela en un inicio, sé puntual, observa cómo se comportan y relacionan tus compañeros y trata de hacerlo similar. Si tienen un código de vestimenta, puedes ajustarlo a tu estilo personal.

2. Conoce la empresa y tu puesto dentro de ella

Si bien esto es recomendable hacerlo desde antes de la entrevista, nunca es tarde. Averigua todo lo que puedas sobre la empresa: ¿Cuáles son su misión y visión? ¿Cuál es su competencia? ¿Qué valores tienen?

También es importante conocer todo sobre tu puesto: ¿Qué logros esperan de ti? ¿Funciones específicas de tu puesto? ¿Quién te puede apoyar en caso de dudas? ¿Cómo puedes apoyar? ¿Qué procesos o formas de comunicación tienen?

3. Convive con tus compañeros

Para integrarte de una manera más sencilla te recomendamos participar en las actividades sociales, compartir el momento de la comida, dinámicas de integración interna y si te es posible salidas después de la jornada laboral, etc. Busca cosas que tengas en común para hablar temas que no sean necesariamente laborales, al final de todo, la vida con un amigo en la oficina siempre es mejor. 

4. Sé un team player

Hay personas a quienes no les encanta trabajar en equipo, sin embargo, te llevará más lejos hacerlo de esta manera. Recuerda que tus compañeros tienen un poco más de experiencia en el funcionamiento de la empresa, puedes aprender mucho de ellos y claro, ellos de ti al hacer tus aportaciones.

5. Resuelve tus dudas y pide feedback

Es muy común tener dudas cuando inicias en un empleo nuevo, es importante que busques aclararlas, y para ello debes tener identificada a la persona correcta y cuándo hacerlo.

Trata de recolectar la mayor cantidad de dudas, sin que frene tu trabajo, esto para preguntarlas todas de una sola vez.

Y aún más importante, pide feedback de tus actividades. Consulta si lo estás haciendo correctamente, qué es lo que puedes mejorar y si es posible cómo puedes hacerlo. Esto demostrará que tienes interés en lo que haces, puedes consultar a tus compañeros, no solo a tus jefes.

6. Acepta el cambio y mantente positivo

Es normal que en un inicio sientas que no encajas o que no puedes adaptarte a la nueva rutina de trabajo, lo único que te podemos decir es: ten paciencia. 

Recuerda cuánto te tomó en tu trabajo anterior y lo bien que lo hiciste, date un periodo y verás que muy pronto dominarás los procesos que involucran tu puesto.

Te recomendamos leer:

Construye un ambiente de trabajo inclusivo

Para que tu equipo de trabajo esté bien integrado y se sienta seguro, es importante promover un ambiente de respeto y aceptación independientemente del género, raza, orientación sexual o discapacidad.

Alcanza tus propósitos este año nuevo

Con el fin de año llega la lista típica de propósitos que nos ponemos pero que luego abandonamos unos cuantos meses a la llegada del año nuevo.

Habilidades profesionales para el futuro

Con la rápida evolución de la tecnología, el ambiente laboral se ha ido transformando y muchas de las habilidades que antes eran vitales para desempeñarse en cualquier profesión...