La relevancia de las competencias blandas y su impacto en los futuros egresados de las Universidades

Futuro profesional

Por: M.A. Artemio Lara Chávez

Portada de la publicación

Según un estudio revelador de la Universidad de Harvard junto a la Carnegie Fundation y el Standford Research Center, concluyen que "Las Habilidades Blandas" o Soft Skills producen el 85% del éxito en una carrera profesional, mientras que "Las Habilidades Duras" o Hard Skills solo aseguran el éxito profesional en un 15%.

Las habilidades blandas o soft skills se relaciona con la forma en que se interactúa con otras personas, es decir, esa capacidad de relacionarse con los demás. Esto cobra relevancia cuando un recién egresado empieza a buscar empleo y se da cuenta de la importancia que tienen estos temas como Trabajo en equipo, Comunicación efectiva, Liderazgo, Toma de Decisiones, Espíritu Colaborativo, Inteligencia Emocional, Resiliencia, Resolución de problemas y otros. Consideremos que los empleadores siempre estarán buscando el mejor talento que puedan dirigir y administrar sus industrias.

Incluso cuando se tiene una promoción para una mejor posición como una supervisión o gerencia por ejemplo, siempre la empresa buscará al candidato que tenga mayor desarrollo de sus competencias blandas.    

¿Qué pueden hacer los estudiantes para reforzar sus competencias blandas?  

Comentar que todos tienen oportunidades de poder desarrollarlas, así también que son competencias transversales, es decir, que se desarrollan en cada semestre de su formación educativa y a través de la experiencia que el mismo mercado laboral les otorga.

Por ejemplo, cuando se les pide hacer una tarea o proyecto trabajando en equipo es una gran oportunidad, pero se debe persuadir a todos sus integrantes para que se integren al trabajo, incluso para que alguien tome el liderazgo, en ocasiones sucede que cuando se integran tres  o más personas probablemente uno de sus integrantes no trabaja igual que el resto del equipo y en muchas ocasiones el equipo decide excluirlo, persuadir a la persona para que se integre a los trabajos del equipo, sin duda es practicar algunas de las competencias blandas.               

La mejor manera de desarrollar competencias blandas siempre será practicando, practicando y practicando y para ello se vuelve a insistir que todos tienen la oportunidad de desarrollarlas.    

Considere que la formación en Ingenierías es muy técnica y promueven muy poco las competencias blandas, es por ello que regularmente cuando egresa un profesionista de ingeniería su empresa le recomienda estudiar una maestría en administración para fortalecer la parte de interacción social, considerando el conocimiento y manejo del personal del cual están a cargo en sus empresas.

Te recomendamos leer:

Cómo retomar el camino en el mundo laboral

Hace algunos días tuve una conversación con un familiar, un baby boomer si de generaciones hablamos. Y sin duda está claro que los miedos y retos no son exclusivos de una generación.

Puedes ser el ideal para tu trabajo ideal

Realmente se convierte en algo emocionante descubrir que haz encontrado tu empleo ideal mientras te encuentras texteando en tu celular o frente a la computadora.

Networking para personas tímidas

Una parte integral del desarrollo profesional es conocer y colaborar con profesionistas de los que puedas obtener habilidades y experiencia.